Introducción

La aceleración de los procesos de contaminación, deterioro y envilecimiento, compele al hombre a una rápida y energética acción para preservar los recursos básicos, reglamentando el uso adecuado de los ecosistemas y dictando medidas que tiendan a la conservación de los equilibrios naturales.

La contaminación es la alteración de las condiciones naturales del Ambiente por la acción de elementos extraños a él.

México como país en desarrollo, sufre los contaminantes y degradantes propios de los países ricos, y es cuando las grandes necesidades nacionales se traducen, en última instancia pero no por eso menos importante la deforestación y erosión, y como consecuencia de ellas la pérdida del hábitat, la emigración de la fauna silvestre y la expansión inmisericorde del desierto estéril. Por otra parte, el crecimiento de la población y la planeación del desarrollo industrial, agropecuario y turístico en las que rara vez han participado especialistas de las ciencias naturales, están deteriorando cada vez más ecosistemas de importancia fundamental en la República, se han trasformado esteros, que para muchos son sólo pantanos con mosquitos, en embarcaciones u otras instalaciones turísticas, sin saber que son el sustrato de la productividad primaria, base de la red trófica, es tan importante y prioritario controlar la sofisticada contaminación generada por las industrias químicas, como la originada por el fecalismo al aire libre, o la insalubridad de los alimentos expendidos en vía pública. En contraste se desprecian las zonas áridas sin conocer sus potencias escondidas.

Factores Bióticos y Abióticos

FACTORES BIOTICOS Y ABIOTICOS

Los factores bióticos son todos los organismos de un entorno ecológico. Las cosas que se consideran vivas son factores bióticos cuando se estudian los ciclos de los ecosistemas y cómo los ambientes funcionan como un todo. Esto se refiere a los animales, plantas, árboles y a cualquier otro material que produzcan directamente, como los residuos o las hojas caídas

Deben tener características fisiológicas y un comportamiento específico que les permita sobrevivir y reproducirse dentro de un ambiente con otros factores bióticos.

Los factores abióticos (de a, “sin, y bio, “vida”) de un ecosistema son aquellos que constituyen sus características físico-químicas, entre los más importantes podemos encontrar el agua, la temperatura y la luz. Su importancia para la vida y el equilibrio ecológico de nuestro planeta es muy grande, ya que determina la distribución de los seres vivos sobre la Tierra y además influyen sobre ellos y sobre su adaptación al medio.

Cuando un factor abiótico alcanza valores más allá de los márgenes de tolerancia de una especie, actúa como factor limitante para la supervivencia de esa especie. Una respuesta de los organismos al medio ambiente es la adaptación, esta se define como la capacidad que poseen los seres vivos para cambiar sus características fisiológicas y morfológicas con el fin de aumentar las posibilidades de supervivencia en un determinado medio ambiente.

Otros factores abióticos pueden estar involucrados, incluyendo tipo y profundidad de suelo; también la actividad de los seres vivos pueden modificar los factores abióticos.

Principales Problemas Ambientales

PRINCIPALES PROBLEMAS AMBIENTALES

Erosión: es el desgaste que sufre la superficie de la tierra por la acción de las fuerzas naturales. Los agentes responsables de esta incesante erosión de la corteza terrestre son muy variados: el viento, el agua, el hielo e incluso las plantas vivas y las constantes fluctuaciones de la temperatura. La deficiente e irregular precipitación pluvial de muchas de las áreas del país hace que solo se cuente con 30 millones de hectáreas potenciales cultivables. Por otra parte, actividades como desmontes, deforestaciones, prácticas agrícolas mal planeadas e incendios, provocan que la riqueza edáfica se deteriore, sufriendo los efectos de la erosión.

Desgaste de la capa de ozono: el desgaste de la capa de ozono se ha atribuido a la presencia de cloro y bromo en el aire; una vez que los químicos llegan a la atmósfera hacen que las moléculas de ozono se separen y creen un hoyo, el mayor de los cuales está sobre el Antártico. Un solo átomo de cloro puede romper hasta 10 mil moléculas de ozono.

Contaminación: suelo, agua y aire son contaminados por compuestos químicos que tardan años en disolverse. La mayoría de estos químicos son resultado de nuestro estilo de vida y son creados por la industria y por los vehículos de motor. Algunos de los tóxicos más comunes son: metales, nitratos y plásticos.

Uno de los temas más importantes sobre la contaminación ambiental es el agua que representa de nuestro el más preciado recurso, pues, además de ser indispensables para todos los seres vivos y de forma parte de la materia viva, es utilizada en casi todo el mundo.

Consecuentemente los contaminantes que llegan a las aguas continentales son muy diversos y pueden alterar las características físicas, químicas o biológicas de los acuíferos receptores. En cambio, hay otros que representan prácticamente la destrucción de los ecosistemas acuáticos y entrañan graves peligros para la persona que la pudiera consumir.

La contaminación de la atmosfera: la especie humana ha venido modificando, cambiando dañando y poniendo el equilibrio dinámico de la atmosfera. Desde la revolución industrial y en especie desde la producción masiva de vehículos la naturaleza ha dado pruebas de sorprendente generosidad.

El cuerpo médico enfoco si interés sobre esta nueva amenaza. De hecho algunas afecciones y enfermedades completamente nuevas descontroladas a médicos y fisiopatologías cuando dieron principio al fenómeno de la contaminación de la atmósfera.

La vía experimental con amilanes y vegetales de diversos niveles taxonómicos, es básico para comprender como actúan los contaminantes y sus combinaciones.

La contaminación del suelo: consiste en la introducción en el mismo de sustancias contaminantes, ya sea el suelo, debido al uso de pesticidas para la agricultura; por riego con agua contaminada; por el polvo de zonas urbanas y las carreteras; o por los relaves mineros y desechos industriales derramados en su superficie, depositados en estanques o enterrados.

Cambio climático: concretamente para referirse a cambios significativos en los valores medios de un elemento meteorológico (en particular la temperatura o la cantidad de precipitación), que tienen importantes efectos socioeconómicos y en el medio ambiente.

Sobrepoblación: sin duda, el mayor reto que enfrenta el ambiente es la sobrepoblación de la raza humana. Todos los otros grandes problemas provienen del hecho de que se está saturando al planeta. La población se ha triplicado en los últimos 60 años, haciendo más complicados los otros aspectos del ambiente.

sábado, 13 de abril de 2013

Factores Bióticos y Abióticos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Reflexión

El principal beneficio de la biodiversidad no es el uso directo de las especies, sino el funcionamiento equilibrado de los ecosistemas. La provisión de agua potable, la regulación del clima, el control de la erosión y de la desertización, la fertilidad de los suelos, el reciclaje de nutrientes, el combate a las plagas, el mantenimiento de los pastos, la renovación de la pesca y el tratamiento de desechos, así como otros servicios ambientales intangibles del tipo de prevención de desastres naturales, las opciones para el ocio y el turismo o la propia capacidad de la naturaleza para regenerarse, todos dependen de las funciones del planeta, de mantener las funciones básicas de unos ecosistemas que han encontrado su equilibrio a lo largo de los siglos. Todos los niveles de biodiversidad están relacionados entre sí. No es posible concentrarse en mejorar el rendimiento de las cosechas sin tomar en cuenta la fertilidad del suelo, malezas, plagas, patógenos y animales polinizadores. La tala de árboles, la desecación de humedales, la fumigación en laderas, entre otros, pueden significar impactos irreversibles sobre el ambiente y su aprovechamiento. Conservar la biodiversidad significa saber gestionar la naturaleza de una forma sostenible, para nosotros y para las futuras generaciones. Cuando caiga el ultimo arbol, cuando muera el ultimo pez, cuando se contamine el ultimo rio, comprenderemos que no podemos comer dinero.

La tendencia a la explotación indiscriminada de los recursos de la naturaleza y los abusos de los mismos, es fruto de una actitud destructora en la que prevalece el "hacer" y "tener" sobre el "ser". Desde esta actitud el hombre no solo destruye la naturaleza, sino que camina hacia su propia destrucción.